cuidado alpaca

La lana de alpaca es fibra o pelo, se diferencia de la lana de oveja por su estructura y composición.

El cuidado de las prendas hechas con esta noble fibra puede mantener su calidad y alargar su vida significativamente. Se recomienda lavarla, en agua tibia y a mano. Buenos resultados se obtienen con champú o detergente liquido suave. El uso de suavizante debe ser en pequeñas dosis. Nunca frote la prenda, no utilice lavadora (a no sea que tenga un programa muy especial para prendas delicadas) ni secadora. Planche con confianza en temperatura para lana o en plancha de vapor.

Es en especial en abrigos y chaquetas es recomendable dejar el trabajo a una tintorería experta que aplica tratamientos al seco profesionales.

Las polillas pueden ser un problema orgánico, por lo que se sugiere evitar dejar la prenda guardada por mucho tiempo, ventile y muévala periódicamente para que no se apolille. También es posible, asegurando que no haya ninguna polilla cerca, conservar las prendas en una bolsa de ropa hermética a las se le succiona el aire.